domingo, 26 de febrero de 2012

Brillantez y buen gusto en "The killing"

Y por fin la vi. Siendo como soy un gran amante (iniciado) en la novela negra, no podía perder la oportunidad de echarle un vistazo a la elogiada "The killing".

"The killing" es la versión estadounidense de la serie danesa que lleva el mismo nombre (Forbrydelsen) y cuya primera temporada fué emitida por la cadena AMC. La segunda temporada está pendiente de ser estrenada para la primavera de 2012. Pero hablemos tras el salto.

Si tuviera que resumir la serie en pocas palabras diría que es una joya de exquisito disfrute. Desde su episodio piloto la serie empezó a cosechar críticas excelentes que fueron mermando con el avance de la temporada hasta culminar en un final que pareció decepcionar a los críticos. Pero yo no suelo ir demasiado acorde con los críticos, y allí donde ellos ven un final de temporada decepcionante yo me encontré con un cliffhanger que me dejó ansioso de más. No nos equivoquemos, odio esa manía que tienen las cadenas de alargar las series hasta la saciedad, y quizás "The killing" se merecía una season finale en que el asesino de Rosie Larsen fuera descubierto, pero prefiero dar margen a unos guionistas que han sabido ofrecernos un producto de calidad durante los 13 capítulos que constituyen su primera temporada.

La serie tiene tres tramas principales, siendo la desaparición y hallazgo del cuerpo de la  joven Rosie Larsen el hilo conductor de todas ellas.

La familia Larsen empezaran a preocuparse por la desaparición de su hija mayor, y la angustia llegara a su punto álgido cuando su cuerpo aparezca en el maletero de un coche en el fondo del río. Cabe destacar a Michelle Forbes en el papel de Mitch Larsen, ofreciendo una interpretación sublime de madre atormentada que luchará por sobrellevar su pérdida y seguir adelante con el resto de su familia.

Por otro lado, seguimos durante toda la temporada a Darren Richmond (Billy Campbell), candidato a la alcaldía de Seattle, cuya campaña electoral se verá enturbiada por el caso de la joven asesinada.

Mireille Enos en el papel de Sarah Linden.
Por último, todo aquel que esté dispuesto a seguir "The killing" quedará fascinado por el papel de la detective encargada del caso, Sarah Linden (Mireille Enos). Personalmente no conocía a esta actriz, pero no me imagino el papel de Sarah en nadie más, de hecho fue nominada al Globo de Oro como mejor actriz de serie dramática. Porque Enos interpreta de forma sublime el papel de detective cuyo trabajo la obsesiona hasta un punto poco saludable. Durante la temporada veremos como le es prácticamente imposible compaginar su vida personal y profesional. Sin ser capaz de cuidar a su hijo adolescente y de cumplir con su promesa de dejar la ciudad para iniciar una nueva vida con su prometido, Sarah pronto quedará immersa en el caso de Rosie Larsen, cuya resolución acabará convirtiéndose en una obsesión. Además forma un tándem perfecto con el detective de homicidios Stephen Holder (Joel Kinnaman), el que supuestamente debiera ocupar su puesto de trabajo acabará compartiendo el caso con Sarah.

Michelle Forbes en el papel de Mitch Larsen
Cada capítulo corresponde a un día de investigación, y lo que empieza siendo un caso aparentemente sencillo se convertirá en una red de mentiras y verdades a medio contar, intereses que enturbiaran la investigación, intenciones ocultas y alianzas inesperadas. Algo lenta a ratos pero con un ritmo muy constante durante sus trece episodios, os animo a sentaros y disfrutar de esta recomendadísima serie que tiene todas las papeletas de convertirse en la Twin Peaks de nuestra generación. Y es que cada vez somos más los que estamos ansiosos en conocer la respuesta a la pregunta: "¿Quién mató a Rosie Larsen?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada