domingo, 28 de agosto de 2011

"Secuestrados" y su dulce agonía

La película sobre la que os voy a hablar hoy es "Secuestrados", la sorpresa del 43º Festival de Sitges.
La premisa de la película, un secuestro express, puede no ser muy original. Una familia adinerada se traslada a una lujosa casa en una exclusiva urbanización de las afueras. La primera noche en lo que debería ser su nuevo hogar, vivirán la peor experiencia de sus vidas cuando una banda del este irrumpe en su casa dispuestos a todo para conseguir su propósito.
Manuela Vellés y Ana Wagener (en la imagen) junto a
Fernando Cayo, completan el elenco principal.
El aspecto más importante a destacar es sin duda las escasas 12 secuencias en que fue rodada la película, hecho que demuestra lo difícil que debió resultar su rodaje, así como la calidad interpretativa requerida y sobre la cual hablaré más tarde. La cámara va siguiendo constantemente a los protagonistas, se mueve con ellos y enlaza de uno a otro cuando interactúan. Únicamente hay cambios de plano cuando hay un salto temporal importante, o un salto espacial. Este recurso dota a la película de un realismo inusual, en que el espectador (al menos yo) tiene la sensación de ser invisible y desplazarse por el lugar de la acción como si la estuviera viviendo en primera personal.
Miguel ángel Vivias (guionista y director del film) consigue con una maestría poco convencional, que la agonía de los protagonistas atraviese la pantalla, contagiando al espectador de su angustia, violencia e impotencia.
La interpretación, teniendo cuenta las únicas 12 secuencias en que fue rodada la película, es excelente. El guión y la naturalidad de los actores hacen que "Secuestrados" brille aún con más intensidad. A destacar el trabajo de Manuela Vellés (Camino, Hispania) que con cada nueva interpretación impacta y mejora la anterior, haciendo patente que es una de las grandes jóvenes actrices (sino la que más) de nuestro país.
La película fue estrenada en el Festival de Sitges, donde tuvo una acogida excelente y la crítica ha avalado su brillantez. La película fue la gran triunfadora del "Fantastic Fest 2010", festival de Austin (Texas), llevándose los premios a Mejor película y Mejor Dirección. En nuestro país, donde la representación de la producción propia se limita a comedias (románticas básicamente), la campaña de promoción dejó mucho que desear, siendo infravalorada ya que ni siquiera se estrenó en los grandes cines. Actualmente está disponible el Blu-ray y DVD. Pese a haberse ganado el reconocimiento internacional, considero que, por la temática quizás, "Secuestrados" no es el tipo de películas que suelen ganar premios dentro de nuestras fronteras.
Hacía tiempo que no recomendaba con tanto fervor una película, pero "Secuestrados" mantiene al espectador con el corazón en un puño durante 85 minutos. Adoro el tipo de películas que consiguen transmitir, y en la actualidad, donde reina el "ya lo hemos visto todo", esta película sorprende y no deja indiferente. Si quieres ver una película que te haga pasar el rato, busca otra, porque esta hará que saltes en el sofá, que sudes y sufras, y creas estar secuestrado... al menos 85 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada