lunes, 3 de agosto de 2015

Ant-man, entretenimiento veraniego made in Marvel


Llegó el verano y con él la factoría Marvel ha querido repetir una fórmula que funcionó perfectamente el verano pasado. La sinopsis, las cifras y la aceptación del nuevo "retoño" de Marvel, todo de lo que nos gusta hablar en el Círculo Bipolar tras el salto (Más información).


Ant-man es el nuevo "superhéroe" con que Marvel ha querido atraernos a las salas de cine de nuestro país. Ant-man trata sobre de cómo Scott Lang, un exconvicto con problemas para conciliar sus actividades con los asuntos familiares, es reclutado por el doctor Hank Pym para convertirse en un diminuto soldado gracias a una tecnología que éste desarrolló hace años y permite una condensación de la distancia intermolecular del sujeto manteniendo su fuerza condensada en su pequeño tamaño. Todo ello para evitar que el avanzado pupilo de Pym, que se adueñó de su compañía, desarrolle su misma tecnología y la deje en manos de los malísimo del universo Marvel, Hydra.


El argumento, como podéis ver, no dista mucho de las películas que introducen a otros superhéroes de la compañía, cierto, pero Ant-man sí se diferencia en algo, lo hace con un humor que le sienta muy, pero que muy bien. Después del visionado de Ant-man he descubierto que a Marvel le sienta genial no tomarse demasiado en serio a sí misma, una fórmula que le funcionó a la perfección el año pasado con la fantástica "Guardianes de la Galaxia". Ant-man es una película que entretiene con un argumento nada original, y hace que te olvides de otros personajes mejor valorados por la factoría Marvel.

Si bien es cierto, no soy un fanático incondicional de las películas de superhéroes, la tendencia actual es la de dar un toque mucho más adulto al argumento de unos personajes con los que un gran grueso de espectadores ha crecido, algo que no se les escapa a las productoras. La trilogía de Batman consiguió no sólo colarse en las nominaciones de los premios del cine por excelencia como son los Oscar (o los Globos de Oro), sino ganar un par de las preciadas estatuillas. ¿Qué quiere decir esto? Esto significa que aquellos niños que gastaron su infancia perdidos entre las páginas de cómics o series de dibujos animados han crecido y se han convertido en un público potencial de estas producciones que cada vez ganan más peso en las carteleras. 

Si hay algo que me entusiasma de las películas que pertenecen al universo Marvel es precisamente la interconexión que existe entre ellas, y en este aspecto Ant-man cuenta en su debut con la corta pero necesaria aparición de la agente Carter, Howard Stark (padre de Ironman) e incluso un vengador. 

Más allá del mundo en miniatura que rodea a Ant-man y que ya hemos visto demasiadas veces como para que nos sorprenda lo más mínimo, es el humor con el que tratan al personaje. Aquello que, con su reducido tamaño parece una gran batalla cargada de explosiones y efectos especiales, para el resto de ojos a "tamaño normal" resulta insignificante; ellos lo saben y lo han sabido explotar con mucho humor.

Ant-man se ha estrenado en pleno verano, una estrategia que se asemeja a la seguida por Marvel el año pasado, cuando "Guardianes de la Galaxia", unos superhéroes de "categoría inferior" de la compañía, en una propuesta arriesgada, dio el pelotazo en las salas de cine de todo el mundo, elevando a la película a una de las mejor consideradas por del universo Marvel (ved aquí el ranking que nuestros amigos de Fotogramas hacen, y cómo la sitúan en el pódium de mejores películas de Marvel). Es cierto que la recaudación y la crítica del "Hombre Hormiga" no está siendo la misma que la de "Guardianes de la Galaxia", pero está consiguiendo unos resultados más que positivos. 

En la cartelera española no está destacando, y es que Pixar poco a poco pero con contundencia, está teniendo un merecidísimo éxito con la magnífica "Del revés" (ver nuestra crítica aquí). En su primera semana Ant-man no sólo se ha visto superado por otro estreno fuerte del verano, "Pixels", sinó que tiene que conformarse con un cuarto puesto siendo viendo también por una película que ya lleva tres semanas en cartelera, "Los Minions", le restan protagonismo. En Estados Unidos la aceptación de lo nuevo de Marvel está corriendo mejor suerte.


Que las interpretaciones no son brutales (pese a contar con Michael Douglas y Evangeline Lilly), que los efectos especiales no quitan el hipo como consiguen otras películas de Marvel, todo esto no deja en evidencia a una película que más allá de aportar algo nuevo, nos ofrece lo mismo que otras veces pero con una vuelta de tuerca fresca y con un sentido del humor que le sienta genial. Y si es verdad que no es un peliculón, cumple y con nota con su propósito, entretener y arrancarnos unas sonrisas, porque como ya he dicho anteriormente, a Marvel le sienta genial no tomarse demasiado en serio a sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada