lunes, 13 de agosto de 2012

Brave, la película más Disney de Pixar


Pixar ha vuelto a la carga, y cómo no podía ser de otra forma, se ha alzado con el número uno de la taquilla española en su primer fin de semana como ya hizo en su estreno en Estados Unidos (donde la recaudación ya supera los 230 millones de dólares) en el mes de junio.

La película de la princesa de esa especial cabellera pelirroja y rizada ha supuesto a inmersión de Pixar en el mundo de la realeza, ensalzando ciertos valores y tramas poco explotados en el cine de la animación. No obstante hablemos más detenidamente del nuevo "retoño" de Pixar tras el salto (Más información).

Mérida es hija del rey Fergus y la reina Elinor, y lejos de los intereses y quehaceres típicos de una princesa que debe heredar el trono, disfruta más a galope de su caballo y con arco en mano que aprendiendo buenos modales. La presión de la reina porque Elinor escoja pretendiente llevará a la joven aventurera a confiar en el hechizo de una bruja que debe hacer cambiar la opinión de su madre. No obstante (como todo hechizo made in Walt Disney que se precie) tiene sus consecuencias, y Elinor y su madre deberán hacer frente a sus diferencias para recuperar su relación y romper el hechizo.

Si hablamos de la parte técnica, aquí es donde más beneficiada sale Brave. Los efectos digitales a los que Pixar nos tiene acostumbrados no han flaqueado, es más, destacaría la belleza y fluidez de la inmensa cabellera rizada y pelirroja de Mérida, quizás el aspecto más característico de su protagonista. La banda sonora y la ambientación están muy bien conseguidas, ambientación que me ha recordad a la grandísima Cómo entrenar a tu dragón, de Dreamworks, una producción mucho más modesta pero más brillante que Brave en términos generales. En cuanto a la parte artística (guión y argumento) es donde Brave cojea.


Al escribir estas líneas no puedo evitar recordar las películas infantiles de antaño, copadas de príncipes y princesas con un antagonista claro al que hacer frente. Atrás quedaron esos años, y en parte gracias a Pixar, la animación dejó de ser "cosa de niños" y los protagonistas pasaron a ser juguetes que competían por el cariño eterno de su dueño, monstruos que debían arrancar gritos y sonrisas a niños, un anciano y un niño que ávidos de aventuras se embarcaban en una casa elevada por globos... Todo eso hizo Pixar, cambiar las reglas del juego, romper con los tópicos e iniciar un legado que la mismísima Disney y Dreamworks acabaría siguiendo. Era muy fácil distinguir un producto de Pixar y un producto de Disney, pero ambas se fusionaron y espero que Brave no sea el inicio de un séquito de películas de animación que tienen una esencia nula de Pixar.

Personalmente creí que Pixar haría algo diferente al tener entre manos una historia de princesas, pero me temo que solo ha sido así en parte. Me explico. Por un lado sí nos encontramos con una película de animación que trata sobre algo que no ha hecho ninguna otra (quizás un poco de refilón Buscando a Nemo), como es el intento de recuperar la relación entre una madre y una hija. Mérida apenas tiene que lidiar con sus pretendientes en el transcurso de la película, y ni siquiera al final de la película queda resuelto el tema de la sucesión del trono, así que una vez más Pixar se desmarca de lo que pudiéramos esperar de una película (la primera de la compañía con una protagonista femenina) con una princesa como personaje principal. No obstante en Brave no queda ni un ápice de esa frescura que hacen que el resto de películas de la compañía brillen. La película ha arrancado carcajadas nulas en la sala de cine y el guión tiene más defectos que virtudes. Supongo que el mal sabor de boca se ve acentuado porque la secuela de CarsBrave son las dos últimas películas de la compañía, y ambas no han cumplido con lo que se esperaba de ellas.


Así pues nos encontramos con una nueva película de animación con una técnica impecable, pero un guión y argumento (que me recuerda vagamente a aquella Hermano Oso de Disney) que lejos de aportar algo nuevo, nos presenta un personaje muy desaprovechado que podríamos catalogar como la "Pocahontas" de Pixar. Las propias obras maestras de Pixar son las que han enturbiado Brave, que permanece a la sombra de las grandísimas Toy Story, Up, Buscando a Nemo, Monstruos S.A, Wall-E, a la altura de Cars pero por encima de Los invencibles y sobretodo de la decepcionante Cars 2.

Aquí os dejo el triler y la ficha de Brave.





2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo en la crítica ^^ Creo que es la impresión general de público y crítica por lo que he podido sondear...

    ResponderEliminar
  2. Merida, es una princesa que atodos nos intriga un poco, pues ¿cuando habiamos visto una princesa desarreglada viviendo en un bosque?, es por ello que creo que valiente es una muy buena producción, que debe recomendarse.

    ResponderEliminar