jueves, 12 de abril de 2012

La ficción nacional se atreve con los hombres lobo



Todos aquellos que seguimos de forma habitual las noticias recientes sobre la televisión, hacía tiempo que sabíamos sobre la puesta en marcha de este proyecto que Globomedia estaba preparando para Antena 3. La cadena, después de varios anuncios sobre su "próximo estreno", puso data de estreno a "Luna: El Misterio de Calenda".

Hablemos más extensamente tras el salto (Más información).

Cuando leí que en España se estaba preparando una serie sobre hombres lobo, sufrí. No es que no tenga confianza en la ficción nacional, pero creo que es apuntar muy alto. Es evidente que en España no tenemos el presupuesto ni los recursos necesarios para una serie de según qué temática. Posteriormente saltó la noticia de la participación estelar de Belén Rueda al frente de la ficción, y aquí fue donde empecé a tener esperanza en "Luna". La actriz no es tonta, y creo que está bien asesorada, lo que me llegó a creer que si el proyecto era suficientemente atractivo para ella, ¿porqué no podría serlo para la audiencia? Además empezaron a sonar nombres más que conocidos que formarían parte del elenco principal, tales como Fran Perea, Olivia Molina, Leonardo Sbaraglia... El argumento era arriesgado, sí, pero estaba respaldado por un reparto atractivo y muy conocido, y la vuelta de Belén Rueda a la televisión dejaba buenas sensaciones sobre "Luna". Además los vídeos promocionales (esos tan típicos de las series en España, que enseñan más de lo que insinúan) tenían buena pinta.

La serie trata sobre la llegada al pueblo de Calenda de Sara y su hija Lucía, en el afán de la primera por recuperar la relación con su marido. Tras la llegada al pueblo, poco les durará la felicidad a madre e hija, pues ya en la primera noche, David Costa (marido y padre, respectivamente) desaparecerá sin dejar rastro. Durante su búsqueda se irán presentando a todos los personajes, que como no podía ser de otra forma en una ficción de Globomedia, están perfectamente emparentados unos con otros hasta el punto en que resulta difícil tener claro quien es hijo, primo, y padre de quién.

Cabe destacar las interpretaciones Olivia Molina y como no podía ser de otra forma de Belén Rueda que hace que su personaje sea de los más creíbles de la ficción. Aunque su interpretación de jueza en "Luna" no sea la mejor de su carrera, creo que las críticas y las redes sociales la han castigado injustamente en este primer episodio. En el lado opuesto nos encontramos con el típico reparto adolescente, que espero que tengan tramas un poco mas allá de los amoríos "crepusculianos" y se decanten más por las primeras temporadas de "El Intenado", porque si algo busca la audiencia es más misterio y menos romances ñoños que empañen la trama principal.



Con "Luna" sucede lo que siempre con las series españolas, y es que el espectador puede jugar durante el epidosio piloto a adivinar en qué otras ficciones salían sus personajes, como si no hubieran más actores en el panorama nacional. Cogemos a un par de "Los Serrano", a otro par de "Punta Escarlata" y... ¡anda, pero si es la de "Motivos Personales"!

En mi caso leí primero las críticas y luego vi la serie, y creo que esto ha beneficiado mis sensaciones sobre "Luna", porque aunque la red no parece demasiado convencida, he de decir que me esperaba algo mucho peor de lo que finalmente me he encontrado. Sí vale, no estamos delante de una de esas series que vayan a marcar un antes y un después de nuestra televisión, pero ese es un privilegio reservado a pocas series de nuestra parrilla. Disculpad la comparación, pero tampoco "The Vampire Diaries" parecía que fuera a suponer una revolución ni ofrecer nada bueno, y no me cansaré de repetir que es una de las más gratas sorpresas de la pequeña pantalla. Esperemos que tras este "extenso" planteamiento del misterio y presentación de los personajes, a partir de ahora se ocupen de sorprendernos y romper un poco los esquemas y tópicos sobre los hombres lobo.

Otro punto en contra es esa manía que tenemos aquí en España de llenar todo el prime time con una única serie, lo que obliga que los episodios sean muy extensos, y o bien los guionistas hacen un milagro con un ritmo trepidante que deje sin aliento al espectador (nada es imposible, en más de una ocasión lo han logrado), o es imposible mantener el ritmo durante la hora y pico de capítulo. En este caso "Luna" sale perdiendo y mucho, ya que lo más aprovechable del piloto son precisamente los últimos minutos, pero me pregunto: ¿la audiencia se quedó a ver el final, o abandonó el barco antes, cuando la mayoría de interpretaciones dejaban mucho que desear y el misterio carecía de interés?

La cuestión es que Antena 3 decidió estrenar la serie de una forma un tanto precipitada (supongo que en un intento por evitar una  contraprogramación de su cadena rival, Telecinco). Telecinco, por su parte, no debió de ver un rival demasiado fuerte a la nueva ficción, por lo que creyó que su agotador incombustible "Tú sí que vales" se iba a llevar de calle el prime time del martes. Pero la audiencia ha demostrado en más de una ocasión que el programa musical de Telecinco es una opción prescindible, y frente a un estreno poco puede hacer Risto Mejide y compañía. ¿Qué quiere decir esto? Mi lectura personal es que "Tú sí que vales" es uno de esos programas cuyo éxito se basa en la falta de otra opción mínimamente interesante. Antena 3 debería ser un poco más lista y aprovecharse de esto para futuros estrenos. La cuestión es que "Luna" se llevó el prime time del martes con más de 3.500.000 espectadores y una cuota de pantalla que rozaba la ansiada barrera del 20%, y dejó la "final de finales" (ojalá sea cierto) de "Tú si que vales" con un aceptable 16,7%.

Con una estética cuidada, y una banda sonora como punto más fuerte de la serie (junto con los exteriores, aspecto en que la ficción nacional está mejorando notablemente), podríamos decir que "Luna" destaca por un reparto destacado pero con interpretaciones poco brillantes. La trama principal no engancha del todo, pero bien desarrollada podría dar una grata sorpresa, y esperemos que no copen la ficción con amoríos prescindibles por parte del elenco juvenil. Mi pronóstico de cara a la semana que viene es que "Luna" tendrá un bajón de espectadores muy acentuado, ya que las críticas no han sido positivas, y sólo podría salvarse del batacazo por el fenómeno fan. Yo personalmente voy a darle otra oportunidad para ver como va avanzando. ¿Y tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada